Factor

La UE quiere que la aviación use 2 millones tons/año de biocombustibles para 2020

miércoles, 22 de febrero de 2017 | Adaptación

La UE está adoptando medidas para aumentar el uso de biocombustibles avanzados en todo tipo de transporte, ya que ofrecen una alternativa renovable a los combustibles fósiles. Para 2020, el objetivo es que el 10% de la energía utilizada en el sector del transporte de cada país de la UE provenga de fuentes de energía renovables como los biocombustibles.

Dado que los biocarurantes –combustibles líquidos o gaseosos producidos a partir de materias primas biológicas vegetales o animales– generan menos emisiones de gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles, esto ayudará a la UE a cumplir su objetivo a largo plazo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 85-90% (en comparación con 1990) en 2050.

A este fin responde la elaboración de un reciente estudio financiado por la Comisión Europea que analiza las propiedades de las mezclas de queroseno con altas proporciones de biocombustibles avanzados utilizadas como combustible de aviación, considera qué tipos de biocombustibles y mezclas son más adecuados para su uso en este sector y las comparan con muestras de queroseno convencional.

La aviación es el único sector del transporte que tendrá que depender exclusivamente de los combustibles de hidrocarburos líquidos en el futuro previsible, dice en un comunicado. Como resultado, es especialmente importante encontrar la manera de aumentar su uso de los biocombustibles, señala.

2 millones de toneladas de biocombustibles para el año 2020

Y es que la UE estima que las emisiones directas de la aviación civil suponen alrededor del 3% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en la UE.

Así, los biocombustibles pueden ayudar a reducir la huella de carbono de la UE, proporcionando combustibles renovables alternativos a las líneas aéreas. No solo emiten menos CO2, sino que además no contienen compuestos de azufre y son generalmente más eficientes debido a su mayor densidad de energía. Además, son una alternativa al queroseno que no requiere de modificaciones en los motores de los aviones.

Para ello, en 2011, la UE puso en marcha el Programa Europeo de Biocombustibles Avanzados (European Advanced Biofuels Flightpath) con el objetivo de acelerar el desarrollo de nuevos biocarburantes y alentar a la industria de la aviación a utilizarlos más. En concreto se ha marcado la meta de que utilice 2 millones de toneladas de biocombustibles anuales para el año 2020.

Programa Europeo de Biocombustibles Avanzados

Para ello, se propone aumentar la construcción de plantas de producción de biocombustibles avanzados de Europa, para que este tipo de combustibles se puedan introducir en el mercado más rapidamente. Se previó que el primer grupo de plantas entrara en funcionamiento en 2015 ó 2016, y un segundo grupo en el año 2020.

Sin embargo, según el Informe Medioambiental de la Aviación Europea 2016 de EASA aunque se espera que la incorporación de combustibles alternativos sostenibles en el sector de la aviación contribuya a reducir las emisiones de gases invernadero durante las próximas décadas, “durante los próximos años se prevé que la producción regular de combustibles alternativos para la aviación en Europa sea muy limitada, y es poco probable que se alcance el objetivo del Programa Europeo de Biocombustibles Avanzados (European Advanced Biofuels Flightpath)” para 2020“.

Según este documento “las emisiones de CO2 futuras de los aviones pueden ser hasta un 80% neutras en carbono, pero esto dependerá en gran medida de la fuente de la biomasa y del proceso de producción“.

También el  SAFUG ( Sustainable Aviation Fuel Users Group), creado en 2008 y que incluye a las 23 compañías aéreas más importantes del mundo, responsables del 25 por ciento del consumo anual de combustible en este sector, apoya la aceleración del uso de biocombustibles en la aviación, informa hispaviacion.es.

Por otra parte, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) publicó el pasado mes de junio un interesante informe titulado “Impulsando los Biocarburantes – Vías sostenibles para una mayor seguridad energética” que asegura que los biocarburantes sostenibles tienen potencial para cubrir buena parte de las necesidades mundiales del transporte previstas para el año 2050 de manera compatible con la satisfacción de la demanda alimentaria.

Acuerdo Internacional para reducir emisiones en la aviación

También es preciso recordar que el pasado mes de octubre la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) arrancó de la mayoría de los países miembros, entre ellos España, un La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) publicó el pasado mes de junio un interesante informe , que empezará a implantarse en 2021 y se extenderá, inicialmente, hasta 2035.

En términos generales, el acuerdo supone la limitación del crecimiento de emisiones del conjunto de la aviación mundial a partir de 2020, de manera que, desde entonces, aquellas compañías aéreas que superen las emisiones asignadas deberán adquirir derechos de emisión equivalentes de otra compañía o establecer determinadas iniciativas compensatorias.

 

 

Fuente: Energy News