Factor

Las emisiones de CO2 del transporte por carretera se redujeron más de un 20%

lunes, 07 de junio de 2021 | Mitigación

 

Las emisiones de CO2 del sector del transporte pesado de mercancías por carretera se han reducido más de un 20 % por cada tonelada/kilómetro en los últimos diez años, según Ramón Valdivia, el director general de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (ASTIC).

El sector genera en la actualidad el 4,5 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero -dióxido de carbono, óxido nitroso, metano y ozono, entre otros- provocados por la actividad humana en la Unión Europea aunque en los últimos años se ha visto inmerso en “una profunda transformación” en su gestión empresarial y logística para reducir aún más este porcentaje, según un comunicado de ASTIC, que engloba a las empresas de transporte y logística más importantes de España, por facturación y número de vehículos.

Entre estas medidas figuran la inversión en vehículos de mayor eficiencia energética, la formación de conductores en habilidades de conducción económica y la apuesta por la alta tecnología para optimizar la planificación de rutas.

 

Renovación de vehículos

La renovación de la flota se considera como uno de los puntos clave, ya que el motor de un vehículo pesado bajo la normativa de contaminación Euro2 -que supone 15 años de vida útil del camión- significa un 95 % más de vertidos de gases a la atmósfera respecto a los más modernos modelos Euro6 comercializados actualmente.

En este sentido, Valdivia ha explicado que una encuesta elaborada por ASTIC el pasado mes de abril entre sus empresas afiliadas constató la “juventud” de sus flotas porque la edad media de sus vehículos desde su matriculación en el 80 % de ellas es menor a cuatro años.

“Y estamos hablando de grandes empresas que llevan décadas operando en el sector y no renuevan sus vehículos porque sean compañías recién creadas, sino para mantenerse en vanguardia de eficiencia energética y seguridad vial”, añade.

 

Futuro eléctrico

Lo que no prevé el sector es una “presencia significativa” de camiones eléctricos o de pila de combustible antes de 2030, ya que “no es viable a día de hoy” al encontrarse este tipo de vehículos “a años luz de ofrecer un coste total de operación competitiva”.

De hecho, aunque las matriculaciones de camiones diésel cayeron en 2020 un 25,5 % respecto al año anterior, siguen constituyendo el 96,4 % del total (casi 235.000 unidades) frente a los alimentados por gas natural (que implicaron al 5,58 % de matriculaciones y cerca de 6.800 unidades) y eléctricos (42,1 % y 1.059) según las cifras en poder de ASTIC.

El comunicado recuerda que el transporte de carga por carretera es “estratégico” para el desarrollo económico mundial y especialmente para España donde el 95 % del movimiento terrestre de mercancías se lleva a cabo por carretera frente al 75 % de media en la UE, en un sector que da empleo a más de un millón de trabajadores y que aporta cerca del 5 % al PIB nacional. 

 

Fuente: EFEverde