Factor

Las emisiones mundiales de CO2 crecieron en 2017 junto con la demanda de energía

miércoles, 28 de marzo de 2018 | Mitigación

La demanda mundial de energía creció un 2,1% en 2017, un aumento del que las energías renovables lograron cubrir en torno al 25%. En este mismo periodo las emisiones de carbono crecieron por primera vez desde 2014, marcando un máximo histórico de 32,5 gigatoneladas, si bien este crecimiento no se dio en Estados Unidos, el Reino Unido, México y Japón, que lograron reducir sus niveles.

Serie anual de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que muestra un crecimiento en 2017 tras dos años consecutivos sin registrar aumentos.

Son resultados proporcionados por el reciente informe Global Energy and Co2 Status Report publicado por la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés), que muestra una instantánea actualizada de las tendencias y desarrollos del mercado energético.

El informe señala que el crecimiento económico mundial fue el responsable del aumento de la demanda, que si bien fue cubierto en su mayor parte por recursos fósiles, "las energías renovables registraron avances impresionantes", valoró Fatih Birol director ejecutivo de la IEA. En 2017 las renovables crecieron más que cualquier energía fósil, con un aumento de un 6,3% en la generación de energía limpia impulsado por la expansión de la energía eólica, solar e hidroeléctrica.

Aumento de las emisiones de dióxido de carbono

Sin embargo, no todos los hallazgos de este informe son positivos, ya que aumentaron las emisiones mundiales de dióxido de carbono relacionadas con la energía un 1,4% después de tres años sin cambios, hasta alcanzar la cifra récord de 32,5 gigatoneladas. Este aumento, según señaló el director ejecutivo Fatih Birol, indica que "los esfuerzos actuales para combatir el cambio climático están lejos de ser suficientes".

Además, puso de relieve la "dramática desaceleración" de las mejoras en la eficiencia energética mundial, "ya que los responsables de la política han puesto menos énfasis en este aspecto".

El aumento de emisiones no se produjo de manera uniforme en todo el mundo, ya que Estados Unidos, el Reino Unido, México y Japón redujeron sus emisiones. Destaca el caso de Estados Unidos con una caída del 0,5% principalmente debido a la expansión en 2017 de la generación de energía renovable y la reducción de la demanda de electricidad. Por su parte, Reino Unido redujo sus emisiones un 3,8% llegando a niveles de 1960. México bajó un 4% y Japón un 0,5%.

 

 

Fuente: Smartgrid