Factor

Las lluvias de otoño reverdecen el Pantanal sudamericano tras los incendios

martes, 31 de marzo de 2020 | Adaptación

El Pantanal, un humedal de 340.000 kilómetros cuadrados compartido por Paraguay, Brasil y Bolivia, comienza a reverdecer con las primeras lluvias del otoño, después de los devastadores incendios sufridos en agosto y septiembre, que arrasaron con buena parte de la vegetación y la fauna del lugar.

La estación Tres Gigantes, ubicada en la zona paraguaya de Bahía Negra, también afectada por los incendios, publicó esta semana en sus redes fotografías en las que mostraba la recuperación del Pantanal.

El director ejecutivo, José Luis Cartes, informó que el Pantanal está en una situación de humedad relativamente alta por las lluvias de otoño y se observa ya “un progresivo crecimiento de la vegetación”.

Ahora, el ecosistema va retomando sus características habituales y deja atrás las imágenes de cenizas y calcinación en las que se convirtió el humedal desde finales de agosto, como consecuencia del fenómeno climático de “El Niño” y sus sequías.

Cartes recordó que los incendios en el Pantanal son “periódicos” y se suelen repetir en ciclos de diez años, pero los de 2019 fueron “masivos, de grandes extensiones”.

Junto con la vegetación, también comienzan a aparecer registros de animales, como el oso hormiguero o el puma, una de las más de 40 especies de mamíferos que habitan en la reserva del Pantanal paraguayo.

Desde la estación están ahora atentos a los pronósticos y los modelos climáticos previstos para este año, para evitar que se repitan situaciones como las del año pasado.

Si bien el Pantanal es un ecosistema adaptado al fuego, como apuntó Cartes, también requiere “atención y manejo”.

El objetivo ahora es mejorar el equipamiento de su reserva de Tres Gigantes, con 15.000 hectáreas en el Pantanal paraguayo, y preparar a los municipios de la zona, que también se vieron afectados por el humo y las cenizas de los incendios.

 

Fuente: EFEverde