Factor

Las tierras periglaciales casi desaparecerán para 2100 en Europa

martes, 12 de septiembre de 2017 | Adaptación

La disminución de las regiones frías llamadas zonas periglaciales ya resulta inevitable debido al cambio climático, según una nueva investigación.

Las zonas periglaciarias, donde a menudo hay una capa de tierra congelada conocida como permafrost, constituyen aproximadamente una cuarta parte de la superficie emergida de la Tierra y se encuentran principalmente en el extremo norte y sur, y a gran altitud.    

Científicos de las universidades de Exeter y Helsinki y del Instituto Meteorológico de Finlandia examinaron los procesos naturales causados por las heladas y la nieve que tienen lugar en estas zonas.

Sus hallazgos sugieren que - aun con estimaciones optimistas de las futuras emisiones de carbono - las áreas cubiertas por las zonas periglaciales en el norte de Europa se reducirán drásticamente en 2050, y "casi desaparecerán" para el año 2100.

Esto tendría un gran impacto en los paisajes y la biodiversidad, y podría provocar "reacciones" climáticas - procesos que pueden amplificar o disminuir los efectos del cambio climático.

 "Los resultados sugieren que se pueden esperar cambios profundos en las zonas periglaciales actuales, independientemente de las políticas de mitigación del cambio climático", dijo en un comunicado Juha Aalto, de la Universidad de Helsinki y del Instituto Meteorológico de Finlandia.

"Desafortunadamente, parece que muchos de los procesos de heladas que estudiamos ya están al margen del clima en el que pueden existir",lamenta.

Los científicos estudiaron cuatro procesos que ocurren en las zonas periglaciales, incluyendo los sitios de acumulación de nieve y el "removido de escarcha" - que se refiere a la mezcla de materiales causada por congelación y descongelación.

"Nuestros resultados pronostican un futuro punto de inflexión en el funcionamiento de estos procesos y predicen cambios fundamentales en las condiciones del suelo y las reacciones atmosféricas relacionadas", añadió Aalto.

Stephan Harrison, del Campus Penryn de la Universidad de Exeter en Cornwall, dijo: "El proyecto utilizó modelos climáticos y de superficie terrestre de muy alta resolución para demostrar que los procesos geológicos y los ecosistemas en las altas latitudes (el extremo norte y sur) por el cambio climático durante este siglo ".

Incluso basados en el estimado optimista RCP2.6 para futuras emisiones de carbono, los investigadores predicen una reducción del 72% en la zona periglacial actual en el área del norte de Europa que estudiaron. Para 2100, las zonas periglaciales sólo existirán en las regiones de alta montaña, dicen.

El profesor Miska Luoto, de la Universidad de Helsinki, dijo: "Los cambios anticipados en los procesos de la superficie del suelo pueden retroalimentar al sistema climático regional a través de alteraciones en el ciclo del carbono y la reflectancia de la superficie del suelo causada por el aumento de arbustos vegetación a la tundra alpina.

"Nuestros resultados indican cambios significativos en la vida de las plantas del norte de Europa, y muchas especies raras sólo pueden ser sostenidas en áreas de intensa helada o nieve tardía, por lo que la desaparición de estos ambientes únicos reducirá la biodiversidad".

 


Fuente: EP