Factor

Latinoamérica es la región más dinámica del mundo en renovables

lunes, 27 de febrero de 2017 | Adaptación

Costa Rica, Uruguay y Paraguay ya obtienen toda su energía de fuentes limpias. En los próximos 25 años la inversión actual en renovables se multiplicará por diez.

Casi dos tercios de la electricidad que se consume en América Latina provienen de fuentes limpias. Esa apuesta por la energía sostenible ha convertido a la región en el mercado más dinámico del mundo para el sector de las renovables, lo que abre interesantes oportunidades de negocio para las empresas españolas, tal y como se constató en el último encuentro Iberoamérica Empresarial.

Algunos países de la región, como Costa Rica, Paraguay o Uruguay ya cuentan con una matriz energética 100% renovable, mientras que otros, como Chile, Brasil o México están avanzando a pasos de gigante. En Brasil, por ejemplo, el 76% de la energía que llega a los hogares proviene de fuentes limpias, sobre todo de las centrales hidroeléctricas.

"En los próximos años, la inversión en el sector se va a multiplicar por once y eso abre interesantes oportunidades para las empresas españolas", aseguró Javier Cendra, decano.

Rafael Mateo aseguró que el tiempo de la energía fósil está llegando a su fin, y explicó que "ha surgido una nueva tecnología disruptiva que está precipitando el final de la llamada edad fósil". Destacó que las infraestructuras de energía renovable "no tienen riesgo tecnológico, son económicamente competitivas y son rápidas en su puesta en marcha; además, los recursos son ilimitados, locales y limpios". Como contrapartida, señaló que la proliferación de subastas energéticas en la región ha provocado una reducción en los precios por megavatio/hora (por debajo incluso de los 30 euros) que, "a veces hacen incluso inviable el desarrollo de los proyectos".

Ventajas de las subastas

Hugo Galindo hizo hincapié en las ventajas que suponen las subastas: "Permiten reducir el precio de la energía, promueven la construcción de infraestructuras de renovables y atraen inversión extranjera al país". Una idea que compartió Luis Jesús Sánchez de Tembleque, secretario ejecutivo de ARIAE (Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de Energía). El directivo defendió el sistema de subastas porque, en su opinión, constituyen "un método de funcionamiento eficaz y eficiente".

En su calidad de regulador, Sánchez de Tembleque recordó que en Latinoamérica hay todavía treinta millones de personas que no tienen acceso a la electricidad y que desde las instituciones públicas se tienen que favorecer proyectos que aporten soluciones a ese déficit -con paneles fotovoltáicos o mini centrales hidroeléctricas, por ejemplo- y recordó también que la demanda está creciendo en la región a un ritmo elevado, por ejemplo, un 6% anual en Perú y un 4,5% en Brasil. Además, insistió en que los recursos son muy elevados y los objetivos de los países, ambiciosos: Brasil quiere que el 86% de su matriz energética sea renovable en 2023 y Perú quiere elevar su porcentaje desde el 53% hasta el 60%.

Integración

De Argentina, se destaca la mejora de la situación política como revulsivo para un mayor dinamismo de las renovables; México se encuentra todavía a la espera de la puesta en marcha de la reforma energética, y Perú cuenta con un "exceso de oferta" actual.

 

 

Fuente: Expansión