Factor

Los países de la OCDE desligan aumento de la energía y emisiones de CO2

jueves, 12 de mayo de 2016 | Mitigación

Es posible desligar el crecimiento económico y la producción de energía del aumento de las emisiones de CO2, como lo demuestra el último informe publicado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sobre la evolución de la producción de energía y el crecimiento económico y la progresión de las emisiones de CO2 en los países de la OCDE.

En 2014, la producción de energía en los 34 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) aumento un 4% con respecto al año anterior, lo que marcó un récord histórico. Sin embargo en esos mismos países en ese mismo periodo, hubo un descenso en el consumo de energía así como un descenso en las emisiones de CO2, y todo ello en un contexto de crecimiento económico.

Esta es la primera vez en los 40 años de análisis de la AIE, que a nivel mundial se desliga el crecimiento económico del aumento de las emisiones de CO2 de origen humano, que son las principales causantes del cambio climático.

Así, en 2014 las emisiones de los países de la OCDE cayeron un 1,4% con respecto al año anterior, situándose en 11,9 gigatoneladas de CO2, levemente por encima de los niveles de emisiones de 2009. Esto mientras las economías de los países de la OCDE durante ese periodo 2009-2014 crecieron un 10%.

La principal razón de esta desconexión del crecimiento económico y el aumento de las emisiones fue el descenso de la intensidad energética en estas economías. Los factores de este descenso fueron sobre todo una mayor eficiencia energética y el hecho de que las estaciones fueron más cálidas.

Como muestra el siguiente gráfico, entre los principales factores de la reducción de la intensidad energética está el descenso en las emisiones provocadas por la generación de electricidad, responsable de dos quintos de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía en la OCDE.

Este descenso en las emisiones provocadas por la generación de electricidad se explica por el espectacular aumento hasta el 9,7% (sin contar la energía hidráulica) de la parte de renovables en la matriz energética.

 

FUENTE: newsroom.unfccc.int