Factor

Los países emergentes invierten más en renovables

miércoles, 27 de noviembre de 2019 | Mitigación

La mayor parte de la nueva capacidad de generación de energía añadida en los países en desarrollo en 2018 era energía eólica y solar, sin embargo, el volumen real de energía generada con carbón y consumida en los países en desarrollo aumentó a 6.900 teravatios-hora en 2018, en comparación con los 6.400 TWh producidos en 2017, según la nueva edición del informe )  Climascopio 2019 de Bloomberg NEF (BNEF).

Los resultados del Climascopio sugieren que las naciones en desarrollo se están moviendo hacia una energía más limpia, pero no lo suficientemente rápido como para limitar las emisiones globales de CO2 o las consecuencias del cambio climático.

 

Capacidad y generación

En 2018, las naciones en desarrollo agregaron 201 GW de nueva capacidad de generación de energía a sus redes, de la que las energías renovables representaron poco más de la mitad del total. Se instalaron un total de 107 GW de energías renovables en las economías emergentes en 2018.

Sin embargo, la mayor parte de la generación producida en las nuevas plantas encargadas en 2018 no será limpia debido a los factores de menor capacidad de energía eólica y solar que el carbón o el gas, por lo que menos de la mitad de la generación de estas nuevas plantas será de carbono cero.

Entre las tecnologías limpias, la solar lideró el camino con 66 GW instalados en 2018, seguida por la eólica con 29GW. La suma de las pequeñas centrales hidroeléctricas, de biomasa y geotérmicas añadieron 12 GW a las economías emergentes. La capacidad de combustible fósil representaba solo un tercio de toda la nueva capacidad agregada en los países en desarrollo en 2018. Las grandes centrales hidroeléctricas y nucleares juntas representan el 12% de la capacidad instalada.

China sigue siendo la economía predominante. Dos tercios (71GW) de la capacidad de energía limpia de todas las naciones en desarrollo se instalaron en China en 2018. Aun así, las adiciones de capacidad de energía limpia en China cayeron un 7% respecto al año anterior.

India es uno de los principales actores mundiales de energía limpia. El país instaló 14 GW de energía eólica y solar en 2018, y aunque la nueva capacidad fue inferior a los 15GW desplegados en 2017, India obtuvo la mejor puntuación en la encuesta Climascopio para terminar en la cima de la tabla por primera vez como país más atractivo para invertir n energías renovables. Chile cae al segundo lugar en esta edición a pesar de haber aumentado la puntuación respecto a la del año pasado; Brasil sube al tercer puesto, desplazando a China al cuarto, y Kenia emerge por primera vez en el top 5 de los países en desarrollo más atractivos para invertir en energías renovables.

La nueva construcción de centrales eléctricas de carbón cayó en 2018 a su nivel más bajo en diez años. Después de alcanzar un máximo de 84 GW de nueva capacidad añadida en 2015, los encargos de centrales de carbón se desplomaron a 39 GW en 2018, representando China dos tercios de esta cantidad.

Aun así, la generación de la quema de carbón en los países en desarrollo ha aumentado un 54% desde el comienzo de esta década. Solo entre 2017 y 2018, aumentó un 7%, el mayor aumento desde 2013. En 2018, el carbón representó el 47% de toda la energía producida en las economías en desarrollo.

Excluyendo a China, las nuevas instalaciones de energía limpia en los mercados emergentes crecieron un 21% y alcanzaron un nuevo récord, con 36 GW encargados en 2018, frente a los 30 GW en 2017. Esto es el doble de la capacidad de energía limpia agregada en 2015 y tres veces la capacidad instalada en 2013.

A pesar del progreso, la transición no avanza lo suficientemente rápido como para abordar el desafío climático. En las 102 economías que no son de China / India encuestadas por el Climascopio, solo el 38% de la nueva capacidad agregada en 2018 era limpia. En casi la mitad de los 83 mercados que registraron un crecimiento de capacidad en 2018, los combustibles fósiles representaron el principal tipo de tecnología implementada.

 

Inversión en energía limpia

Al igual que las adiciones de capacidad, la inversión en energía limpia  se ha concentrado en los mercados tradicionales que experimentaron caídas significativas en 2018. Mientras tanto, una gran cantidad de nuevas naciones experimentaron un  auge de energía limpia en 2018 y establecieron nuevos récords de inversión.

En 2018, la inversión en energía limpia en los mercados emergentes totalizó 133.000 millones de dólares, por debajo del pico de $ 169.000 millones alcanzado en 2017. China representó más de dos tercios del total de los mercados emergentes y también fue responsable de la mayoría de la caída, al registrar 36.000 millones menos de inversión en energía limpia que en 2017.

Otros mercados importantes también experimentaron fuertes caídas en la inversión en energía limpia. India y Brasil, por ejemplo, contribuyeron a esta contracción global al disminuir en 2.400 y 2.700 millones de dólares, respectivamente, sobre el año anterior.

La inversión en energía limpia se está disparando en muchos mercados menos tradicionales de energía limpia. Si se excluyen los tres mercados más grandes (China, India y Brasil), la inversión en energía limpia aumentó a $ 34.000 millones en 2018 frente a los $ 30.000 millones de 2017. En particular, Vietnam, Sudáfrica, México y Marruecos lideraron las clasificaciones con una inversión conjunta de $ 16.000 millones en 2018

La gran mayoría del capital de energía limpia desplegado en los mercados emergentes continúa viniendo de fuentes locales. Esto se debe en gran medida a la fuerte influencia de los bancos nacionales de desarrollo y las agencias de crédito en China y Brasil.

La inversión extranjera directa (IED) que apoya la energía limpia estableció un nuevo récord en 2018, al pasar de $ 22.400 millones en 2017 a $ 24.400 millones en 2018. Las organizaciones con sede en la UE siguen siendo el proveedor clave de capital extranjero.

Los bancos de desarrollo representan el grupo de inversores extranjeros más grande e implementaron un volumen récord de capital para energía limpia en 2018. Estas instituciones, que incluyen el Banco Mundial y otras, invirtieron $ 6.5 mil millones, en comparación con $ 4.5 mil millones en 2017.

 

 

Fuente: El Periódico de la Energía