Factor

Merkel choca con los estados alemanes por la reforma de la ley de energías renovables que frena la expansión a base de primas

lunes, 16 de noviembre de 2020 | Mercados

 

El gobierno alemán rechazó esta semana una serie de cambios al proyecto de reforma de la Ley de Energía Renovable ( EEG ), que había sido propuesto por el Bundesrat, la cámara alta del parlamento alemán que representa a sus 16 estados.

Los estados habían dicho que el proyecto de ley introducía nuevos obstáculos para el crecimiento de las energías renovables y no daba suficiente ímpetu para la innovación o para lograr los objetivos climáticos. El Bundesrat había sugerido elevar los objetivos de expansión para las energías renovables, la eólica terrestre y la solar fotovoltaica en particular, diciendo que las estimaciones de la demanda eléctrica para 2030 en la versión del proyecto de ley del Ministerio de Energía eran demasiado bajas.

En su respuesta, el gobierno dijo que las estimaciones de demanda de energía y, por lo tanto, los objetivos de expansión de las energías renovables se ajustarían en el futuro si fuera necesario, rechazando la mayoría de las propuestas del Bundesrat. «En muchos lugares, los estados están proponiendo mayores remuneraciones para las energías renovables que, a juicio del gobierno federal, no son necesarias para lograr la expansión deseada», escribieron.

El gobierno quiere evitar una mayor carga sobre el presupuesto federal o, a medio plazo, mayores cargas para los consumidores de electricidad a través del recargo por energías renovables.

Simone Peter, jefa de la patronal de las energías renovables BEE expresó su esperanza de que, a diferencia del gobierno, el parlamento estará más abierto a seguir los cambios sugeridos por los estados.

El proceso legislativo para la ley de energías renovables (EEG 2021) se encuentra en sus últimas etapas. Los cambios a la ley, a la que se le atribuyó la alta expansión de las energías renovables en Alemania desde 2001, se debatirán en una comisión parlamentaria esta semana, y el parlamento la votará antes de finales de noviembre, seguida por el Bundesrat. El gobierno quiere que la ley entre en vigor el 1 de enero de 2021.

 

Fuente: El periódico de la energía