Factor

México, primer país en el mundo con vivienda social sustentable: SEDATU

jueves, 29 de junio de 2017 | Adaptación

Con el impulso a la construcción de más de 70 mil viviendas, a través de las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMA por sus siglas en inglés), México es el primer país en el mundo en implementar una política de casas sustentable enfocada al segmento social.

Aseguró lo anterior Jorge Wolpert Kuri, director general de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), en el marco del Congreso Internacional Smart City Expo Latam, realizado en la ciudad de Puebla.

Este tipo de viviendas, explicó el funcionario quien asistió con la representación de la secretaria de Desarrollo Agrario, Rosario Robles, permitirán reducir la emisión de más de dos millones 500 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) en aproximadamente 40 años, es decir, en el ciclo de vida de estas casas-habitación.

Actualmente las viviendas NAMA mitigan 20 por ciento de los Gases Efecto Invernadero (GEI) en comparación con la vivienda tradicional, aseguró Wolpert Kuri.

Recordó que una de las primeras grandes reformas de la administración, fue tomar decisiones de política pública en materia de vivienda bajo una mirada territorial, donde el centro de la agenda son las personas.

Citó que la creación de la SEDATU, así como la implementación de políticas públicas orientadas a la sostenibilidad, son muestras claras de esta visión en donde la agenda de la ciudad es tan importante como la agenda climática internacional.

Ante ello, el gobierno de la República participó en la reunión del MINURVI, en donde la declaración de Argentina establece que las ciudades deben ser incluyentes, dijo.

“El tema del que más conversamos, quienes tenemos la responsabilidad de la agenda urbana y vivienda en nuestro planeta, tiene que ser una ciudad inteligente, tiene que buscar soluciones inteligentes, tiene que conocer que la tecnología para que las ciudades puedan ser inteligentes ya está aquí”, enfatizó Jorge Wolpert.

Desde la perspectiva de la vivienda, resaltó, mediante la generación de datos se sabrá cómo las personas usan los servicios públicos y la ciudad, para que a su vez el gobierno pueda proveer de las mejores condiciones a través de una política pública para la vivienda social.

En este sentido, la tecnología además de basarse en fuentes renovables de energía, debe ser más eficiente para dotar estos servicios a los ciudadanos, y así hacer ciudades inteligentes, concluyó.

 

 

Fuente: Megalopolis