Factor

Nicaragua y el Acuerdo de París

jueves, 21 de septiembre de 2017 | Mitigación

Nicaragua pronto se adherirá al Acuerdo de París sobre el cambio climático, creado a partir de la COP21, y lo hará en solidaridad con las naciones más vulnerables a ese fenómeno que ya deja sentir su impacto en el planeta.

Así lo aseguró el presidente, Daniel Ortega, durante un encuentro en Managua con directivos del Banco Mundial, aunque dejó claro que la posición del país centroamericano respecto al acuerdo sigue siendo hoy la misma.

Y es que para el gobierno nicaragüense la mayor debilidad del Acuerdo de París es que no obliga a nada.

De ahí que hasta la fecha una de las naciones más afectadas por el cambio climático se haya abstenido de firmar el pacto, al considerar que no es lo suficientemente estricto con los países más ricos y contaminantes del planeta.

En reiteradas ocasiones Managua aclaró que su rechazó entonces al acuerdo no obedecía a una negativa de asumir los nuevos estándares para reducir las emisiones de gases contaminantes, sino a que dicho documento es muy débil.

Una postura que se fundamenta en el hecho de que las economías más industrializadas del orbe aún están lejos de hacer lo suficiente para reducir significativamente dichas emisiones, en proporción con los contaminantes que generan.

En ese sentido, fuentes especializadas sostienen que los 10 países más desarrollados del planeta son responsables de más del 70 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), un gas vital para la vida en la Tierra, pero cuya elevada concentración en la atmosfera contribuye al calentamiento global.

Una idea más precisa sobre las emisiones e impacto de este compuesto químico la ofrece la literatura científica, la cual recoge que los volcanes son responsables de verter entre dos mil y tres mil millones de toneladas de CO2 al año, mientras la actividad humana genera, en igual lapso, alrededor de 30 mil millones de toneladas.

Es así como desde la llamada revolución industrial (a partir del siglo XVIII) la concentración atmosférica de CO2 se ha elevado y en la actualidad rebaza el 43 por ciento.

Mientras tanto, Nicaragua con 4,8 millones de toneladas de emisiones al año, apenas representa el 0,03 de las mismas a escala global.

Sin embargo, pese a esa baja emisión Nicaragua es el cuarto país más afectado por el cambio climático en las últimas décadas tras Honduras, Myanmar y Haití, acorde con Índice de Riesgo Climático Global, realizado por la organización Germanwatch.

Por otra parte, Nicaragua también considera que los países ricos e industrializados tampoco hacen lo suficiente para ayudar con fondos y transferencias de tecnologías a las naciones en vías de desarrollo a adaptarse al impacto de dicho fenómeno.

No obstante, Ortega aseguró durante la citada reunión con directivos de Banco Mundial, que su país pronto firmará el acuerdo.

'Nosotros pronto vamos a adherirnos, vamos a firmar el Acuerdo de París. Ya hemos tenido reuniones abordando el tema y tenemos ya programada la adhesión de Nicaragua y la firma del Acuerdo de París', subrayó.

Asimismo, reiteró que Nicaragua ya dejó clara su posición en cuanto a la enorme debilidad que presenta el acuerdo.

Toda la comunidad científica nos están diciendo que ya estamos viviendo una situación de catástrofe, puntualizó.

Una situación que dicha comunidad estima ya irreversible ante los patrones actuales de consumo.

Frente a esa abrumadora realidad, que de alguna u otra manera afectará a todos en el planeta, Ortega también subrayó que Nicaragua trata de hacer lo que está a su alcance para contrarrestar el impacto del calentamiento global.

En ese sentido el gobierno realiza múltiples esfuerzos en diferentes áreas, como en el uso de las fuentes de energías renovables, las cuales años atrás apenas representaban el 25 por ciento.

Hoy el país -considerado por organismos internacionales un paraíso para las energías renovables- exhibe más del 54 por ciento en su uso y proyecta alcanzar un 90 por ciento en la matriz energética para 2020.

'Les puedo decir, les puedo comunicar que Nicaragua va a adherirse, va por tanto a firmar el Acuerdo de París', sentenció el presidente.

 

 

Fuente: Prensa Latina