Factor

Nueva guía para inversores sobre cambio climático y “transición justa”

martes, 23 de octubre de 2018 | Adaptación

Los Principios para la Inversión Responsable (PRI) publicaron una guía que establece cómo los inversores pueden perseguir el objetivo de una transición justa hacia una economía baja en carbono como parte de sus prácticas operativas básicas.

La necesidad crítica de que la transición sea rápida y justa se reconoce en el Acuerdo de París. La evidencia muestra que el cambio a una economía resiliente y baja en carbono impulsará la prosperidad y será un motor neto de la creación de empleos.

Sin embargo, habrá desafíos en esta transición para los trabajadores, las comunidades y los países a medida que se produzca este cambio.

Para abordar esto, las estrategias de los inversores frente al cambio climático deben incorporar toda la gama de dimensiones ambientales, sociales y de gobierno (ESG) de la inversión responsable.

Para los inversores, la transición justa proporciona el marco para conectar la acción climática con el crecimiento inclusivo y el desarrollo sostenible.

La buena noticia es que los inversores no necesitan reinventar la rueda para abordar la dimensión social del cambio climático. Hay una serie de enfoques de inversores bien probados que ya existen. Esta guía se basa en una revisión internacional de esos enfoques, y en un amplio diálogo con los inversores, para proporcionar un marco que pueda ser aplicado tanto por instituciones individuales como a través de iniciativas de colaboración.

Cinco motivaciones para el inversor

El caso de la acción de los inversores se basa en cinco motivaciones estratégicas. Estos están alineados con los deberes e intereses centrales y también muestran que contribuir a la transición justa es una forma en que los inversores pueden generar impactos sociales y ambientales positivos.

1. Ampliar la comprensión de los riesgos sistémicos del cambio climático, tomando en cuenta temas como la exclusión social y el aumento de la desigualdad.

2. Revitalizar el deber fiduciario capturando mejor los impulsores ambientales y sociales interrelacionados del desempeño a largo plazo y teniendo más en cuenta los intereses de los beneficiarios en los sectores y regiones afectados por la transición.

3. Reconocer los factores de valor en términos de prácticas corporativas en el lugar de trabajo y la licencia social más amplia para operar: el desempeño comercial estará cada vez más condicionado por la transición justa.

4. Descubrir oportunidades de inversión que combinan objetivos climáticos y sociales como el crecimiento inclusivo, identificados a través de la lente de la transición justa.

5. Contribuir a los objetivos sociales incluidas las responsabilidades existentes para respetar los derechos humanos internacionales y las normas laborales, así como nuevas formas de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Cinco áreas para la acción del inversor

Sobre la base de estas motivaciones, hay cinco áreas de acción a través de las cuales los inversores pueden hacer que la transición justa forme parte de sus prácticas operativas básicas.

1. Estrategia de inversión

Evaluar la exposición a la dimensión social (incluidos los impactos en el empleo) de la transición a una economía baja en carbono, mantener el diálogo con los trabajadores y otras partes interesadas clave, e integrar factores de transición justos en las creencias y políticas de inversión.

2. Compromiso corporativo

Incluir factores de transición justos en las expectativas de los inversores, solicitando revelación, evaluación comparativa de desempeño y presionando para mejorar. La guía proporciona un conjunto inicial de preguntas para el compromiso corporativo.

3. Asignación de capital

Incorporación de la dimensión social en las estrategias para la inversión climática en todas las clases de activos, incluidas las acciones, bonos, capital privado y activos reales que figuran en la lista.

4. Promoción de políticas y asociaciones

Hacer que la transición justa forme parte del diálogo sobre políticas a nivel subnacional, nacional e internacional, así como dentro de asociaciones basadas en el lugar.

5. Aprendiendo y repasando

Comprender las lecciones y divulgar los resultados para mejorar la eficiencia y la eficacia de la acción en la transición justa.

La transición justa es una agenda nueva y emergente para los inversores. La tarea de los inversionistas es desarrollar su propio plan de acción basado en las áreas descritas en esta guía. Una forma de comenzar este proceso es firmar una declaración del inversionista para apoyar una transición justa que ha sido preparada por los Principios para la Inversión Responsable (PRI). 

 

 

Fuente: ComunicaRSE