Factor

Nuevas investigaciones detallan huella negativa del cambio climático en América Latina

jueves, 11 de mayo de 2017 | Mitigación

La revista Climatic Change publicó en marzo pasado una edición especial titulada Climate Change Impacts on Ecosystems, Agriculture and Smallholder Farmers in Central America, en donde se detallan las repercusiones negativas del cambio climático en América Central, principalmente sobre la agricultura y los ecosistemas

En esta edición especial contempla 10 artículos basados en estudios científicos. Ocho de estos estudios fueron realizados por investigadores del CATIE y de Conservación Internacional (CI) en el marco del proyecto Adaptación basada en ecosistemas para pequeños productores de subsistencia y café en Centroamérica (CASCADA), el cual forma parte de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima del Gobierno Alemán.

Bárbara Viguera, coordinadora de CASCADA del CATIE, señaló que los estudios hacen aportes importantes para la toma de decisiones a nivel centroamericano y ayudan a comprender cómo afectan los impactos del cambio climático sobre áreas poco estudiados en la región.

Entre las seis principales conclusiones que arrojan las investigaciones destacan:

Que el cambio climático acarreará severas consecuencias en la hidrología y disponibilidad de los recursos hídricos en la región.

Se espera una potencial reducción de los bosques tropicales húmedos en América Central como efecto del cambio climático, las cuales serán reemplazadas por sabanas y praderas.

En las áreas prioritarias para conservación de la biodiversidad probablemente cambiarán en función del cambio climático, requiriéndose una cuidadosa planificación y rediseño del sistema nacional de áreas de conservación.

Conservar y restaurar áreas forestales será fundamental para mantener las poblaciones de abejas y otros polarizadores.

La gran mayoría de pequeños agricultores de la región tienen baja capacidad de adaptación y requerirán considerable respaldo para adaptarse al cambio climático.

Los resultados de modelos regionales existentes en materia de agricultura minifundista y ecosistemas pueden guiar las políticas de adaptación. De esta forma los responsables de elaborar políticas requieren de información científica y técnica adicional con el fin de tomar medidas inmediatas para la adaptación de los pequeños agricultores.

Por parte del CATIE participaron siete investigadores, además de Laboratorio de Modelado Ambiental, del Programa de Cambio Climático y Cuencas y, de la Unidad de Bioestadística.

Adicionalmente, otros investigadores participaron con un estudio realizado en el marco de la Estrategia Nacional de Adaptación de la Biodiversidad al Cambio Climático de Costa Rica, financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). También, colaboraron investigadores de la Universidad de Costa Rica.

 

Actualmente, Factor CO2 está desarrollando la Política y el Plan de Adaptación al Cambio Climático de Costa Rica, gracias a financiación de la FIIAPP y bajo la coordinación de la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica.

 

Fuente: El Mundo