Factor

Pacto de la ONU reconoce la migración climática por primera vez

miércoles, 25 de julio de 2018 | Mitigación

El borrador final de un pacto de la ONU sobre migración publicado el 11 de julio reconoció la existencia de refugiados climáticos específicamente por primera vez.

El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular reconoció el cambio climático como causa de la migración forzosa, tanto debido al clima extremo como a los “eventos de lenta aparición”, como por ejemplo la sequía después de que varios grupos de defensa presionaron para que se agregue.

Es la primera vez que la comunidad internacional reconoce que la migración y el desplazamiento pueden ser causados ??por desastres relacionados con el cambio climático y ha asumido compromisos específicos sobre cómo abordar las respectivas consecuencias.

Los desastres climáticos obligaron a migrar a un promedio de 26.4 millones de personas por año entre 2008 y 2015, según las Naciones Unidas. El Banco Mundial tiene otros números bastante negativos: advirtió que más de 140 millones de personas en África, Asia meridional y América Latina podrían verse obligadas a dejar sus lugares de residencia debido al cambio climático, a menos que todos los países tomen las medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero necesarias.

Mitigar el cambio climático

En el pacto de la ONU, la mayoría de las menciones sobre cambio climático están plasmadas en el Objetivo Número 3, que hace un llamado a los países miembro firmantes para “minimizar los factores adversos y los factores estructurales que obligan a las personas a abandonar su país de origen”.

También se pide coordinar a nivel regional y subregional en cada continente para garantizar que se satisfacen las necesidades y los derechos de los migrantes climáticos y que además se desarrollan estrategias para responder a los desafíos planteados por los movimientos migratorios climáticos.

El acuerdo será adoptado oficialmente en una reunión en Marruecos en diciembre; no es vinculante y no requiere que los países acuerden objetivos específicos ni otorguen ningún estatus legal a migrantes climáticos pero será considerado una hoja de ruta referencial.

El acuerdo fue originalmente acordado por los 193 países miembros de la ONU desde la crisis de refugiados que inició en 2015, la más grande que ha visto Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos se retiró el año pasado y Hungría también prometió retirarse esta semana.

 

 

Fuente: LR21