Factor

Polonia da un giro más verde

lunes, 14 de septiembre de 2020 | Mitigación

 

Polonia quiere ser más verde. El Gobierno polaco ha presentado unos nuevos objetivos de transición energética con los que pretende acelerar su salida del carbón, principal fuente eléctrica del país.

Ahora, el objetivo de Polonia es que la producción eléctrica con carbón caiga al 37%-56% en 2030 y al 11%-28% en 2040, dependiendo de los costos de emisión de carbono. No hace ni un solo año, en noviembre de 2019, Polonia esperaba que la proporción de carbón fuera del 56% al 60% en 2030 y del 28% en 2040.

Para ello Polonia quiere apostar por las renovables. Concretamente, el Ministerio del Clima del país ha avanzado que Polonia planea construir de 8 a 11 gigavatios (GW) de capacidad eólica marina para 2040 con una inversión estimada de 130.000 millones de zlotys (29.300 millones de euros). Según las previsiones del Gobierno que dirige el partido Ley y Justicia, el desarrollo de instalaciones de energía renovable y nuclear creará 300.000 puestos de trabajo.

Polonia se ha visto obligada a aumentar sus objetivos climáticos tras ver cómo la crisis de la COVID-19 y el impuesto al CO2 han dejado al carbón en una situación complicada.

Aun así, ya está planeando junto a los sindicatos cómo abordar la transición justa en todo el país, y así poder ir reduciendo el sector de la minería del carbón. Se espera que para finales de septiembre se conozca dicho plan para el que Polonia destinará al menos los más de 13.000 millones que percibirá del fondo de la UE para esta transición justa.

 

Fuente: El periódico de la energía