Factor

Portugal liderará la acción climática de la Unión Europea

martes, 19 de enero de 2021 | Mitigación

 

En un año 'especialmente importante' para avanzar en materias de política verde a nivel europeo —con la negociación comunitaria respecto a asuntos como el reverdecimiento de la política agrícola común (PAC) o el fin de las subvenciones a los combustibles fósiles, entre otros—, el sector ambiental de España y Portugal recibe con esperanza el liderazgo portugués en el Consejo de la UE, una responsabilidad que compartirá con Alemania (la presidencia saliente) y con Eslovenia (la entrante en el segundo semestre de 2021).

 El ánimo mejora, sobre todo después de que Portugal llegara a este puesto a principios de enero con una lista de prioridades 'climáticas' bajo el brazo. Para empezar, se ha comprometido a aprobar la primera ley del clima europea antes de junio, como afirmó en una rueda de prensa el ministro luso de Medio Ambiente y Acción Climática, João Pedro Matos Fernandes.

El Consejo de la UE está formado por los ministros de los gobiernos de los Veintisiete, y es el principal órgano de decisión junto con el Parlamento Europeo. Con este último, el Consejo se encarga de negociar y de adoptar la legislación de la UE, a partir de las propuestas de la Comisión.

 Además, Lisboa tendrá que mediar entre las instituciones europeas en torno a otras cuestiones clave para acelerar la transición ecológica, como el fin de los subsidios indirectos a los combustibles fósiles, la reforma de la PAC, que supone un tercio del presupuesto europeo, y la creación de un comité independiente de científicos para medir los progresos en la lucha climática de cada Estado miembro.

 Así lo resume Florent Marcellesi, exeurodiputado, quien recalca que “después del año más caluroso registrado y de eventos extremos climáticos como Filomena, es fundamental apostar por la mayor ambición climática posible para cumplir con la ciencia y la juventud”.

Piden al Consejo que conserve la propuesta del Parlamento Europeo de, para 2030, reducir en un 60% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990, incide Marcellesi, y concluye que “la huella que dejará Portugal a su paso por la presidencia europea dependerá en gran medida de su ambición climática”.

 En los últimos años, las políticas verdes adoptadas en Portugal han hecho ascender el país en los 'rankings' de evaluación de acción climática. De forma que este año, por ejemplo, Portugal ya figura entre los 20 primeros puestos del Climate Change Performance Index (CCPI) 2021, que examina la ambición climática de los 57 países responsables del 90% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI), culpables del calentamiento global.

Mientras que Portugal ha escalado ocho posiciones respecto a los resultados del CCPI 2020, España ha descendido siete, y está ahora en el número 41, entre los países de rendimiento climático 'relativamente bajo'.

 

Fuente: El Confidencial