Factor

Prueban reacción ambiental rápida en Groenlandia por cambios del clima

jueves, 20 de junio de 2019 | Adaptación

Los ecosistemas árticos experimentan alteraciones ambientales rápidas, fuertes y generalizadas en respuesta a los cambios climáticos, incluso los de magnitud moderada.    

Es la conclusión de un equipo de investigación internacional liderado por la Universidad de Maine, que ha encontrado evidencia de un "acoplamiento sorprendentemente estrecho" de respuestas ambientales en un ecosistema ártico que experimenta un rápido cambio climático.

Con más de 40 años de datos meteorológicos y reconstrucciones paleoecológicas, el equipo de 20 miembros cuantificó las respuestas ambientales rápidas al reciente cambio climático abrupto en el oeste de Groenlandia. Encontraron que, después de 1994, las temperaturas promedio del aire de junio fueron 2,2 grados Celsius más altas y la precipitación media en invierno se duplicó a 40 milímetros. Desde 2006, las temperaturas medias del aire de julio subieron 1,1 grados C.

La respuesta ambiental "casi sincrónica" a esos abruptos cambios climáticos en las latitudes altas incluyó un aumento de la capa de hielo y el polvo, y una avanzada fenología de las plantas. En los lagos, hubo una formación de hielo anterior y una mayor diversidad de rasgos funcionales de algas.    

La nueva evidencia subraya la naturaleza altamente sensible de los ecosistemas árticos a las transiciones abruptas, y la fuerza del forzamiento climático, según el equipo, que publicó sus hallazgos en la revista Environmental Research Letters.    

Según Jasmine Saros, uno de los siete profesores de UMaine que han realizado investigaciones en el Ártico en los últimos años, comprender cómo responden los ecosistemas a un cambio climático abrupto es fundamental para predecir y gestionar cambios ambientales potencialmente perjudiciales.    

"Presentamos evidencia de que los cambios climáticos de magnitud incluso moderada pueden forzar rápidamente cambios ambientales fuertes y generalizados a través de un sistema de alta latitud", dice Saros. "Investigaciones anteriores sobre la respuesta ecológica a un cambio climático abrupto sugirieron respuestas de ecosistemas retrasadas o humedecidas. Sin embargo, en el Ártico, encontramos que las respuestas ambientales no lineales ocurrieron con o poco después de los cambios climáticos documentados en 1994 y 2006", agregó en un comunicado.

 

 

Fuente: EP