Factor

Reforma del sistema de comercio de emisiones de la UE (EU ETS): el Consejo aprueba nuevas normas para el período 2021 a 2030

miércoles, 28 de febrero de 2018 | Mercados

El 27 de febrero de 2018, el Consejo aprobó formalmente la reforma del sistema de comercio de derechos de emisión de la UE (EU ETS, por sus siglas en inglés) para el período posterior a 2020.

La Directiva del EU ETS revisada es un paso significativo para que la UE alcance su objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40% para 2030, según lo acordado en el marco de clima y energía de la UE para 2030, y cumplir sus compromisos en virtud del Acuerdo de París.

Como Presidencia, trabajaremos para mantener el liderazgo de la UE en las negociaciones sobre la conclusión de las normas de aplicación del Acuerdo de París. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero no solo contribuirá a la lucha contra el cambio climático, sino que también tendrá un impacto positivo en la mejora de la calidad del aire. La protección del medio ambiente y la salud de los ciudadanos europeos es una de las prioridades de la Presidencia búlgara. Neno Dimov, Ministro búlgaro de Medio Ambiente y Agua

El sistema de comercio de emisiones se reforma introduciendo los siguientes elementos:

  • El tope del volumen total de emisiones se reducirá anualmente en un 2,2% (factor de reducción lineal).
  • El número de derechos que se introducirán en la reserva de estabilidad del mercado se duplicará temporalmente hasta final de 2023 (flujo de alimentación).
  • Un nuevo mecanismo para limitar la validez de los derechos de emisión en la reserva de estabilidad del mercado por encima de un cierto nivel entrará en funcionamiento en 2023.

La Directiva revisada del EU ETS también contiene una serie de nuevas disposiciones para proteger a la industria del riesgo de fuga de carbono y del riesgo de aplicación de un factor de corrección intersectorial:

  • La proporción de derechos de emisión que se subastará será del 57%, con una reducción condicional de la participación de la subasta en un 3%, si se aplica el factor de corrección intersectorial. Si se activa, se aplicará de manera uniforme en todos los sectores.
  • Las reglas revisadas de asignación gratuita permitirán una mejor alineación con los niveles de producción reales de las empresas, y se actualizarán los valores de referencia utilizados para determinar la asignación gratuita.
  • Los sectores expuestos a un mayor riesgo de reubicar su producción fuera de la UE recibirán una asignación gratuita total. La tasa de asignación gratuita para los sectores menos expuestos a la fuga de carbono ascenderá al 30%. Después de 2026, comenzará la eliminación gradual de esa asignación gratuita para los sectores menos expuestos, exceptuando el sector de calefacción urbana.
  • La reserva de nuevos entrantes incluirá inicialmente tanto los derechos de emisión no utilizados en el período actual 2013-2020 como 200 millones de derechos de emisión de la reserva de estabilidad del mercado. Si durante el periodo 2021-2030 no se utilizan, se devolverán hasta 200 millones de derechos a la reserva de estabilidad del mercado.
  • Los Estados Miembros pueden seguir proporcionando una compensación por los costes indirectos de carbono en línea con las normas de ayuda estatal. Las disposiciones de informes y transparencia también se mejoran.

Antecedentes y próximos pasos:

El EU ETS establece un límite al volumen global de CO2 que la industria pesada y las centrales eléctricas pueden emitir. El volumen total de emisiones permitidas se distribuye a las empresas como permisos que pueden comercializarse. El EU ETS es una piedra angular de la política de la UE para combatir el cambio climático y además es su herramienta clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera rentable. Creado en 2005, es el primer mercado de carbono del mundo y sigue siendo el más grande, opera en los 28 países de la UE más Islandia, Liechtenstein y Noruega. El EU ETS limita las emisiones de más de 11,000 instalaciones que utilizan energía pesada (centrales eléctricas y plantas industriales) y las líneas aéreas que operan entre estos países. Cubre alrededor del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE. Haber puesto precio al carbono y comercializarlo trae consigo resultados concretos para el medio ambiente: en 2020, las emisiones de los sectores cubiertos por el sistema serán un 21% más bajas que en 2005.

 

La aprobación formal en el Consejo del día de ayer es el paso final en el proceso legislativo. La nueva Directiva entrará en vigor el día 20 siguiente a su publicación en el diario oficial.

 

 

Fuente: Consejo Europeo