Factor

Reino Unido aumenta su objetivo de reducción de emisiones a 2030 en al menos un 68% respecto a 1990

viernes, 04 de diciembre de 2020 | Mitigación

 

El Primer Ministro, Boris Johnson, ha anunciado un nuevo objetivo ambicioso para reducir las emisiones del Reino Unido en al menos un 68% para 2030, en comparación con los niveles de 1990.

Como anfitrión de la cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebrará el año próximo en Glasgow, el Reino Unido se ve presionado para demostrar su liderazgo presentando un objetivo más ambicioso de reducción de las emisiones para 2030 como parte de un plan de acción climático actualizado -o contribución determinada nacionalmente (NDC) en la jerga de las Naciones Unidas- en apoyo del Acuerdo de París.

«Hemos demostrado que podemos reducir nuestras emisiones y crear cientos de miles de puestos de trabajo en el proceso, uniendo empresas, académicos, ONG y comunidades locales en un objetivo común de avanzar más y más rápido para abordar el cambio climático», ha asegurado Boris Johnson.

«Hoy estamos tomando la iniciativa con un nuevo y ambicioso objetivo de reducir nuestras emisiones para 2030, más rápido que cualquier economía importante, con nuestro Plan de Diez Puntos ayudándonos en nuestro camino para alcanzarlo.Pero este es un esfuerzo global, por lo que el Reino Unido está instando a los líderes mundiales como parte de la Cumbre de Ambición Climática de la próxima semana a presentar sus propios planes ambiciosos para reducir las emisiones y establecer objetivos netos cero», continuó.

Johnson se refiere con los 10 puntos a una investigación reciente que descubrió que los planes actuales del Reino Unido reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero en un 59% – lo que significa que este nuevo objetivo crea un déficit del 10%.

El Reino Unido tiene el objetivo legal de reducir los gases de efecto invernadero en un 61% para 2030 en comparación con los niveles de 1990, y el gobierno afirma que esto aumentaría al 69%, lo que representa un aumento del 50% en la tasa de descarbonización durante la próxima década.

Para poder conseguirlo, requerirá una importante intervención política e inversiones para reducir drásticamente las emisiones de la calefacción doméstica, la producción de acero y la agricultura, al mismo tiempo que se acelera la reducción de las emisiones de los sectores de la energía y el transporte.

«Abordar el cambio climático es uno de los esfuerzos compartidos más urgentes de nuestras vidas, que exige una acción audaz de cada nación para prevenir un calentamiento global catastrófico. Como país, hemos demostrado que podemos reducir rápidamente las emisiones de carbono y al mismo tiempo crear nuevos empleos, nuevas tecnologías e industrias preparadas para el futuro que generarán crecimiento económico en las próximas décadas. El nuevo objetivo de emisiones del Reino Unido se encuentra entre los más altos del mundo y refleja la urgencia y la escala del desafío que enfrenta nuestro planeta», asegura el secretario de Negocios y Energía y presidente de la COP26, Alok Sharma.

Este anuncio es de los primeros de las grandes economías y empujará a que otras naciones comprometidas con el Acuerdo de París, incluida EEUU, se decidan por aumentar sus objetivos de reducción de emisiones.

Todos los signatarios del Acuerdo de París deben presentar nuevos NDC antes de la COP26 y el gobierno británico está elaborando actualmente un plan que se dará a conocer inminentemente, con la esperanza de persuadir a otras economías importantes para que hagan lo mismo. Hasta ahora 21 países han presentado NDC pero ninguno hasta ahora son de la UE, ni EEUU o China.

El nuevo objetivo para 2030 se ha anunciado antes de una importante cumbre mundial que se celebrará el 12 de diciembre – la Cumbre sobre la Ambición Climática – que el Reino Unido está organizando conjuntamente con el presidente francés Emmanuel Macron y el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres.

 

Fuente: El periódico de la energía