Factor

Reino Unido establece un nuevo récord de renovables en 2020

martes, 16 de febrero de 2021 | Mitigación

 

El año pasado fue un año récord para las energías renovables en el Reino Unido, ya que representaron casi el 42% de la electricidad del país, según una investigación.

La energía limpia generó por primera vez más electricidad que los combustibles fósiles, que representaron el 39,6%, según la investigación realizada por académicos del Imperial College London.

La primera vez que las energías renovables suministraron más electricidad que los combustibles fósiles en un solo día fue en el verano de 2015. El año pasado, este fue el caso durante más de 200 días, más de la mitad del año. El hecho de que este número casi se haya duplicado desde 2019 destaca el ritmo del cambio.

Sin embargo, el análisis dijo que se deben implementar nuevas tecnologías verdes para que el Reino Unido cumpla sus objetivos climáticos a pesar de que las energías renovables generan más energía que los combustibles fósiles por primera vez.

Si bien las energías renovables superaron a los combustibles fósiles por primera vez en 2020 y las emisiones de carbono cayeron un 16% interanual, esto se debió en gran parte a la reducción de la demanda causada por los confinamientos de Covid, cuando se cerraron las centrales eléctricas de gas y carbón, dijo la investigación.

La energía eólica y solar generaron el 30% de la electricidad de Gran Bretaña en 2020, alrededor de la mitad de la proporción requerida para 2025 para que el Reino Unido alcance sus objetivos climáticos según el Comité de Cambio Climático (CCC), agregó.

El informe también dijo que lograr los objetivos de la CCC requerirá una variedad de otras tecnologías, como la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono, hidrógeno y energía nuclear.

El autor principal del informe, Iain Staffell, dijo: “En 2020, Gran Bretaña se acercó más al sistema eléctrico del futuro con las energías renovables que generan más energía que los combustibles fósiles. Las tecnologías flexibles como el almacenamiento de agua por bombeo mantuvieron estable el sistema a medida que aumentaba el suministro de energías renovables y disminuía la demanda de energía.

Y añadió: “Los próximos pasos que debemos dar hacia un sistema de energía neta cero serán más desafiantes: eliminar las últimas fuentes de carbono fósil requerirá que vayamos más allá de tener más energía eólica y solar. Se necesitarán nuevos modelos comerciales, respaldados por políticas e inversiones, para incorporar tecnologías avanzadas pero probadas a la corriente principal”.

 

Fuente: El periódico de la energía