Factor

Ribera anticipa cambios en los criterios de acceso al transporte y la distribución de electricidad

jueves, 16 de julio de 2020 | Mitigación

 

La vicepresidenta para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anticipado en el Congreso una reforma en la regulación de los criterios de acceso y la conexión a las redes de transporte y distribución del sector eléctrico, tras los cambios aprobados ya para el acceso en los permisos para la generación de energía renovable.

Concretamente, Ribera ha señalado que el decreto ley que contiene estos cambios, aprobados para pinchar la ‘burbuja’ detectada en los permisos para renovables, «sienta las bases» para «una reforma estructural» en estos criterios «acorde a tiempos nuevos» en los que ya no son «pocas grandes empresas» las que solicitan estos permisos para el negocio del transporte y la distribución, sino que hay «infinitud de actores con capacidad para desarrollar estos proyectos».

Así lo ha manifestado la vicepresidenta cuarta durante su defensa ante el Pleno del Congreso del decreto ley con la nueva regulación de energía renovable, que contempla un nuevo sistema de subastas con arreglo al precio de la energía y el control de los permisos de acceso, para los cuales se prevé una moratoria.

Ribera ha defendido la aprobación de este decreto con parte de la futura Ley de Cambio Climático y ha invitado a los grupos a proponer modificaciones en el citado proyecto de ley, y no en una tramitación del decreto.

La titular de Transición Ecológica ha justificado adelantar parte de estas medidas ante la «incertidumbre» provocada por la crisis, que a su juicio «obligaba a actuar con rapidez y facilitar un marco previsible de actuaciones que asegure un contexto atractivo y confiable para la inversión», y ha encuadrado el decreto ley como «casilla de salida» para una «inversión significativa» en energías renovables, electrificación y eficiencia energética.

En este sentido, ha celebrado que los sectores económicos e industriales en España «están muy bien preparados» para el reto de la transición ecológica, al tener capacidad para fabricar el 90% de los componentes necesarios para producir aerogeneradores, más del 60% de los necesarios para proyectos de energía solar y hasta el 90% de los bienes de equipo y electrónica de potencia en la electrificación y la eficiencia energética.

A su juicio, estas cifras dejan a España en una posición «muy competitiva» para el desarrollo de estructuras de recarga en el vehículo eléctrico o en la electrificación de redes; así como la capacidad del sector de la construcción para «reorientarse» hacia la rehabilitación energética de «edificios y barrios enteros».

 

Fuente: El periódico de la energía