Factor

Ribera: España “no puede perder el tren” del cambio en la movilidad eléctrica

lunes, 14 de septiembre de 2020 | Mitigación

 

España “no puede permitirse el lujo de perder el tren de la transformación” hacia una movilidad eléctrica porque tiene todo lo que se necesita para ser “protagonista” de ese cambio, afrimó la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

En un acto celebrado la semena pasada en Nueva Economía Forum, la ministra ha explicado que una oferta de movilidad cien por cien libre de emisiones de los vehículos es el objetivo “al que aspiramos, con mucho espacio público para los ciudadanos”.

Situar al ciudadano en el centro de las urbes es una demanda que clama la sociedad “con mucha claridad” especialmente tras el confinamiento, ha añadido Ribera.

La titular de Medio Ambiente ha detallado que España dispone de toda la logística necesaria para la producción de materias primas para automóviles, autobuses y furgonetas y para su ensamblaje, pero sobre todo “tenemos una gran voluntad” de hacerlo sin decaer.

Los objetivos marcados en la ley de cambio climático “siguen siendo vigentes, alcanzables y esperemos superables”, ha asegurado la ministra en respuesta a una pregunta sobre si se mantenían factibles los planes medioambientales pese a la pandemia del coronavirus.

Ha avanzado que el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, que forma parte de la estrategia del Gobierno para avanzar en la neutralidad climática, se tramitará en breve, una vez finalizado el período de consulta pública.

Ribera ha urgido a una mayor actividad de todas las administraciones públicas, porque “la movilidad no es un proceso lineal sino que se acelera una vez activado”, como en la industria de la movilidad, en donde los cambios se producen a “gran velocidad”.

En la actualidad, ha proseguido, se sigue trabajando en los desarrollos “más relevantes” para acoger una movilidad eléctrica “a gran escala”.

Entre las grandes reformas pendientes en temas energéticos se ha referido a cuestiones como el almacenamiento, y el impulso del hidrógeno verde, y a la digitalización, porque estamos bien posicionados como país, pero “hay desarrollos puntuales en los que tenemos que avanzar” junto a otros al mismo tiempo.

En ese sentido, ha destacado las ventajas de trabajar en proyectos transfronterizos para fomentar el papel “acelerador” de los cambios hacia la transición ecológica, tanto por parte de los ciudadanos como de las empresas.

Ha insistido en la falta de eficiencia energética del sistema, siendo el transporte “uno de los grandes desafíos” para consolidar ?la recuperación con una movilidad baja en emisiones y segura, con implicaciones en la reordenación territorial, y “repensar las ciudades que queremos”.

En el necesario proceso de transformaciones hacia el objetivo de la neutralidad se ha referido también al papel de los jóvenes a la hora de buscar soluciones para integrar en “la justicia climática social una justicia de generaciones”.

 

Fuente: EFE verde