Factor

Secretario General de la ONU declara que el cambio climático es una emergencia de salud pública

jueves, 06 de septiembre de 2018 | Mitigación

António Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas, aseguró recientemente que el cambio climático es también una emergencia de salud pública.

Investigadores calculan que se espera que el cambio climático sea la causa de 250 mil muertes adicionales cada año entre 2030 y 2050, es por ello que la Organización Mundial de la Salud considera la necesidad de una acción climática urgente para revertir los daños.

Cualquier región del mundo está expuesta a las amenazas que el cambio climático representa para la salud de las personas. Sequías, inundaciones y olas de calor son hoy eventos más frecuentes, se incrementan las enfermedades transmitidas por vectores como la malaria y el dengue pues el calor y la humedad hacen más propicias la proliferación del agente trasmisor.

El cambio climático afecta factores tan importantes para preservar la salud como son: el aire limpio, el agua potable, la cantidad de alimentos y el refugio seguro.

La sequía al disminuir la producción de alimentos deriva en hambruna para la población de las regiones afectadas, las inundaciones pueden aumentar la exposición a enfermedades transmitidas por el agua y la contaminación hace mayor el riesgo de alergias y asma.

En los últimos 50 años, el uso de combustible fósil ha liberado grandes cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero para atrapar calor adicional en la atmósfera inferior y afectar el clima mundial.

La altura del mar aumenta, los glaciares se derriten y los patrones de lluvias cambian, mientras los eventos climáticos extremos son cada vez más intensos y frecuentes.

Todos estos fenómenos unidos al hecho de que recientemente científicos han calculado que los efectos producidos por el calentamiento global pueden ser reversibles solo si se actúa enérgicamente contra sus causas antes del año 2035, hacen imprescindible el enfrentamiento por todos los gobiernos y organizaciones a este fenómeno que inexorablemente llevará al deterioro de la calidad de vida en el planeta Tierra.

 

 

Fuente: El Mundo