Factor

Suben las emisiones de CO2 de los coches nuevos vendidos en España

viernes, 23 de marzo de 2018 | Mitigación

El cambio de tendencia del mercado está provocando justo el efecto contrario al debido. Por primera vez en 10 años, las emisiones medias de CO2 de los modelos nuevos vendidos en España aumentan en lugar de reducirse. La culpa: de los SUV y de la dieselfobia.

La moda SUV y las inquietantes noticias sobre las emisiones de los motores diésel son, según expertos en la materia, las causas principales de que las emisiones medias de CO2 de los vehículos nuevos matriculados en España hayan aumentado por primera vez en 10 años. En concreto, la media de emisiones de CO2 de los coches nuevos vendidos en 2016 fue de 115 g/km de CO2, cifra que ha subido un punto en 2017, llegando a los 116 g/km de CO2.

Esto supone un punto de inflexión en la tendencia del mercado. Desde 2007, cada año se han reducido las emisiones medias en los vehículos vendidos nuevos y esta caída de los últimos 10 años acaba con este aumento registrado en las matriculaciones de 2017.

No es que los coches que se fabrican ahora emitan más que antes, este informe lo que refleja es que compramos coches que tienen mayores emisiones. El mercado ha cambiado y, por poner un ejemplo, el que antes se compraba un compacto diésel ahora lo compra un SUV de gasolina, cuyas emisiones y consumos son mayores. Según Faconauto ése es el motivo, que se ha pasado de un mercado “muy diésel” a uno “muy gasolina” y para colmo, “muy SUV”, que son coches menos aerodinámicos y más pesados, de ahí que sus emisiones y consumos homologados sean superiores.

Gasolina y SUV: la moda actual

Por su parte, expertos en la materia destacan que, con la realidad actual del mercado, donde dominan los motores de combustión, el diésel “tendrá que jugar todavía un papel clave” para que los fabricantes cumplan con las exigencias de reducción de emisiones medias de CO2 que la Unión Europea ha establecido en 95 g/km para el año 2021 y en 66 g/km en 2030.

De esta manera, los expertos creen “esencial” que se ordene el discurso alrededor de los motores de combustión y, “particularmente”, en lo referente al diésel. Además, califican el debate que se está generando desde ámbitos sociales y políticos de “poco realista”, y de no responder a las demandas de los consumidores, y de que está acelerando “artificialmente” su desaparición, lo que puede ser “contraproducente” para el objetivo común, “en el que el sector es el primer interesado”, que es la mejora del medioambiente.

 

 

Fuente: Autocasion