Factor

Sudáfrica impone impuesto al carbono para incentivar a empresas

martes, 28 de mayo de 2019 | Mitigación

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, promulgó la Ley del Impuesto sobre el Carbono, a fin de incentivar a las empresas para adoptar tecnologías más limpias durante la próxima década.

La Ley entrará en vigor el próximo sábado 1 de junio a fin de reducir las emisiones de carbono en el país y el continente.

"El cambio climático representa uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad, y el objetivo principal del impuesto al carbono es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera sostenible, rentable y asequible", dijo la Tesoreria Nacial de Sudafrica.

Refirió que "el gobierno ha destacado su firme compromiso de desempeñar su papel en los esfuerzos globales para mitigar las emisiones de GEI (gas efecto invernadero) como se describe en la Política Nacional de Respuesta al Cambio Climático de 2011 y el Plan Nacional de Desarrollo de 2012".

Además, explicó que “se incentivará a las empresas para adoptar tecnologías más limpias durante la próxima década; el impuesto sobre el carbono inicialmente solo se aplicaría a los emisores de alcance uno, del 1 de junio al 31 de diciembre de 2022, y la segunda fase de 2023 a 2030”.

De acuerdo con reportes de prensa el impuesto era parte de los esfuerzos de Sudáfrica para cumplir con el acuerdo de Cambio Climático negociado en París en 2015.

El Acuerdo de París sobre cambio climático fue firmado por 195 de los 197 países que forman parte de la Convención Marco de la Organización de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y que se sumaron al tratado ambiental aprobado el 12 de diciembre de 2015.

Nicaragua y Siria no forman parte del acuerdo, mientras que el gobierno de Estados Unidos se retiró en el 2017.

El Acuerdo de París que entró en vigor el 4 de noviembre del 2016, según Naciones Unidas, ofrece una oportunidad para que los países firmantes fortalezcan sus acciones ante el cambio climático y tomar medidas para reducir emisiones de gases de efecto invernadero. 

 


Fuente: 20 minutos