Factor

UE - Claves del nuevo ‘Plan para la Economía Circular’

miércoles, 25 de marzo de 2020 | Mitigación

 

Su principal objetivo es reducir la huella del consumo de la UE y duplicar la tasa de utilización del material circular en la próxima década, impulsando al mismo tiempo el crecimiento económico.

El nuevo Plan de acción para la economía circular, configurado como epicentro del Pacto Verde Europeo, contempla iniciativas para todo el ciclo de vida de los productos (desde el diseño y la fabricación hasta el consumo, la reparación, la reutilización y el reciclado) a fin de mantenerlos el mayor tiempo posible en la economía.

De hecho, se considera que la aplicación de las medidas de economía circular en Europa puede aumentar el PIB en un 0,5 % adicional de aquí a 2030 y crear unos 700.000 nuevos puestos de trabajo.

El patrón lineal de producción y consumo («extraer, fabricar, usar y tirar») debe dar paso a uno circular en el que los productos ecológicos se conviertan en la norma.

En este sentido, se hace hincapié en que la economía circular puede contribuir decisivamente a la descarbonización de nuestra economía mediante la reducción de la huella del carbono y de los materiales.

Menos residuos, más recursos

En el ámbito de los residuos, se prioriza su prevención y, una vez generados, la transformación de los mismos en recursos de alta calidad.

La Comisión seguirá modernizando la legislación europea en este ámbito y estudiará la manera de ayudar a los ciudadanos a separar sus desechos mediante un modelo armonizado a escala de la UE para la recogida separada de los mismos y su etiquetado.

 

Inyección de fondos y enfoque mundial

A fin de avanzar hacia la consecución de los ambiciosos objetivos contemplados en el plan de economía circular, se pondrán a disposición numerosos fondos de la UE (Fondos de Cohesión, Fondo Europeo de Desarrollo Regional y programa LIFE) hasta el gasto con cargo a los programas sociales, de investigación e innovación.  El Plan también incluye acciones para movilizar financiación privada a través de instrumentos financieros de la UE como InvestEU.

Adicionalmente, se propone la creación de una alianza mundial por la economía circular a fin de estudiar la definición de un «espacio de actuación seguro», abriendo un debate sobre un posible acuerdo internacional de gestión de los recursos naturales.

La Comisión liderará igualmente los esfuerzos internacionales por alcanzar un acuerdo mundial sobre los plásticos y promoverá la aceptación del enfoque de la UE sobre la economía circular en este ámbito.

 

Fuente: Ecoticias